El Proyecto

Hoy sabemos que nuestro consumidor quiere sentirse protagonista de su historia. ¿por qué no ponérselo fácil? Su experiencia al consumir nuestro producto es lo más importante para nosotros, es la huella que deja en el vino.

 

Su experiencia debe servir para mejorar el vino, debemos ser capaces de caminar conjuntamente en producir mejores vinos para el mercado, pero también para el medio ambiente.

 

Esta conexión con nuestro cliente, nos permitirá gestionar y aprender de su huella en el vino. Pero también, cuando nos referimos al impacto medioambiental de un producto, utilizamos el concepto de huella. ¿Qué huella ambiental tiene este vino? ¿Cuál es su huella hídrica? ¿Cuál es su huella de carbono?

 

De esta manera comunicamos el impacto que genera el vino sobre el medioambiente en términos de perfil medioambiental, sobre el cambio climático y sobre los recursos hídricos respectivamente.

 

Como muestra el Eurobarómetro 367 “Building the single market for green products” respecto al comportamiento del consumidor frente a productos sostenibles con el medioambiente, gran parte de la sociedad europea opina que comprando “eco-friendly products” hace algo bueno por el medioambiente. Su huella en el vino mejora el vino, y a la vez, actúa a favor del medioambiente. Su huella en el vino mejora el vino, y a la vez, actúa a favor del medio ambiente.

 

El consumidor quiere saber que el vino es saludable para él, pero también para el medioambiente.

 

#DejaTuHuella consiste en un sistema de conectividad inteligente que pivota sobre el concepto de huella (ambiental/emocional) como punto de conexión entre el consumidor (experiencia de usuario) y la bodega (proveedor de valor/experiencia). La experiencia del consumidor de vino sirve a las bodegas para ser más sostenibles productiva y ambientalmente.

 

El sistema #DejaTuHuella conectando las expetativas del consumidor tanto emocionales como ambientales, con el valor añadido que generan las bodegas productoras, creando un círculo virtuoso de mejora de la cadena agroalimentaria, más eficiente y sostenible.

 

Gracias al sistema Dejatuhuella las bodegas pueden transmitir el valor de sus vinos elaborados con prácticas culturales ancestrales y que ejercen un servicio medioambiental a la sociedad gracias a sus cultivos sostenibles. Además de hacer posible un intercambio experiencial entre el consumidor y el productor basado en la innovación y la tecnología.

 

Es en el descorche de la botella de vino donde se despliega Dejatuhuella, concretamente en el tapón de la botella, donde se dan las instrucciones de acceso a una nueva aventura que gira en torno al vino que consumes y que permite conectar con su productor

 


Figura 1. Esquema #DejaTuHuella donde se muestra el flujo bidireccional de información entre los diferentes actores del sistema: FCCAA y sus Consejos Reguladores, las bodegas y el consumidor de vinos.

Para llevar a cabo este sistema, se hace necesario el desarrollo de herramientas innovadoras, analíticas y funcionales que permitan calcular la huella ambiental del vino, comunicar la información ambiental al consumidor y servir como canal de comunicación entre el consumidor y la bodega:

  • Herramienta de Huella Ambiental del vino, permite al bodeguero el cálculo de la huella ambiental de su vino, basada en la regla de categoría de producto del vino de la Comisión Europea.

  • Webapp #DejaTuHuella: El impacto ambiental del vino es comunicado por la bodega al consumidor a través de una webapp, que a su vez permite la coneción directa entre el consumidor y su bodega. El acceso a la información se hace a través de la tecnología de disparo ubicada en el tapón de la botella. La experiencia de consumo se activa en el descorche del vino, garantizando la comunicación directa entre ambos actores. El bodeguero conoce en tiempo real quién, dónde y cuándo consumen su vino, y cuál es la experiencia al hacerlo. Accede a nuestra webapp pinchando aquí .

  • Big-Data: Ofrecer información medioambiental del producto a través del concepto de huella ambiental, rescatar el máximo de información sobre su experiencia de usuario a través del concepto "tu huella sobre el vino", crea un universo de datos "big-data", sobre el que generar un sistema de minería para obtener modelos predictivos de tendencias de consumo, basado en gamificación. Los datos extraídos de las interacciones de los usuarios permiten conocer la realidad, y su gestión y tratamiento del "Big Data" ayuda en la toma de decisiones en organizaciones y administraciones, al ofrecer una visión 360º del comportamiento del consumidor y de sus futuras acciones.

  • Herramienta de certificación de la FCCAA: El cálculo de la huella ambiental requiere de un inventario de datos de actividad demandados y originados a lo largo de la cadena de valor del vino, lo que supone de esfuerzo y dedicación por parte de la bodega. Además, toda esta infor Consejos Reguladores, con el objeto de mejorar la competitividad de las bodegas andaluzas; a través del desarrollo de una Herramienta de Validación #DejaTuHuella de las Denominaciones de Origen de los Consejos. La herramienta facilitará y simplificará las operaciones relacionadas con la verificación del producto empleando una interfaz web sencilla y de comunicación ágil y online entre las bodegas, las denominaciones y el inspector.

Para llevar a cabo este proyecto innovador se constituye un Grupo Cooperativo que se caracteriza por su enfoque integrador y multiplicador de la cadena de valor, donse se encuentran la Fundación para el Control de la Calidad Agroalimentaria de Andalucía (FCCAA), CO2Consulting (CO2CO), Alas6enlaplaya (A6P), Intelify, y un agente generador del conocimiento, que participa aportando conocimientos, capacidades y experiencias metodológicas para ayudar a alcanzar los objetivos planteados; siendo en este caso, el Campus de Excelencia Internacional en Agroalimentación ceiA3 con la Universidad de Córdoba como miembro asociado. Más información sobre el Grupo Cooperativo pincha Aquí.